Una manera de hacer Europa

La política regional y sus instrumentos. Fondos Comunitarios 2014-2020

Los Fondos Estructurales y de Inversión Europeos (Fondos EIE) se constituyen como principal fuente de inversión a escala de la Unión Europea para ayudar a los Estados miembros a restablecer y aumentar el crecimiento y garantizar su desarrollo.

El principal reto del modelo socio económico español es la necesidad de incrementar la productividad y la competitividad y promover el empleo en un marco de consolidación fiscal y de restricción del crédito.

Es crucial para España potenciar las medidas que aumenten la productividad y el empleo, impulsen la inversión privada y desarrollen sectores con elevado potencial de crecimiento. En este contexto, emergen como prioridades generales el desarrollo de las capacidades del capital humano, facilitar el acceso a la financiación por parte de las PYME y crear un entorno empresarial favorable a la innovación.

Igualmente importante es mejorar la calidad de la educación y la formación profesional, combatir el alto nivel de abandono escolar prematuro y el desajuste entre el gran número de estudiantes de educación superior y las cualificaciones que se demandan en los sectores productivos.

Para lograr estos objetivos, la intervención de los fondos se concentra en un número limitado de prioridades, lo que permite aumentar la eficacia de las intervenciones públicas y alcanzar la masa crítica necesaria para provocar un impacto real en la situación socioeconómica de España y sus regiones.

España firmó el 30 de octubre de 2014 el Acuerdo de Asociación de España 2014-2020  en el que se establece la estrategia para el uso óptimo de los Fondos EIE en todo el país para este periodo.