La ESA es una organización europea creada para acometer, con fines pacíficos, programas espaciales de alta complejidad y dimensión que no podrían llevar a cabo los países asociados de forma individual. Actualmente, son miembros de la ESA Alemania, Austria, Bélgica, Dinamarca, España, Estonia, Finlandia, Francia, Grecia, Hungría, Irlanda, Italia, Luxemburgo, Noruega, Países Bajos, Polonia, Portugal, Reino Unido, República Checa, Rumanía, Suecia y Suiza. Canadá participa en algunos proyectos conforme a un acuerdo de cooperación

Como agencia espacial, la ESA desarrolla actividades de investigación y desarrollo tecnológico en las que se apoyan sus programas espaciales -construcción de satélites y observación de la Tierra, transporte espacial (Ariane), vuelos espaciales tripulados, estaciones y plataformas espaciales...-, así como programas científicos y de aplicaciones.

La participación española en la ESA ha permitido la consolidación y cohesión de un sector espacial con empresas altamente especializadas y competitivas que destacan internacionalmente en áreas como estructuras, mecanismos, antenas, electrónica embarcada, software de vuelo, estaciones terrenas, etc.

Esto ha sido posible porque, con objeto de desarrollar sus programas, la ESA formaliza contratos industriales con empresas europeas del sector espacial. Entre ellas, y con creciente nivel de participación, las españolas.

El CDTI, como representante español en la ESA, potencia la industria espacial de nuestro país, de manera que esté en condiciones de operar en un mercado de libre competencia, actuar como proveedor tecnológico para los proyectos de la Agencia Espacial Europea y satisfacer la demanda espacial, tanto nacional como internacional.

En este sentido, el CDTI tiene como objetivo prioritario obtener la máxima rentabilidad de la contribución española a la ESA, tanto en lo que se refiere al valor económico de los trabajos industriales contratados a empresas españolas, como a nivel tecnológico de los mismos. También es objetivo del CDTI impulsar el aprovechamiento científico de la ESA por parte de la comunidad científica española.