A pesar de la crisis, las PYME mantienen su lugar clave en la economía europea. Siendo más de 20 millones en 2012 (más del 98% del tejido empresarial europeo), emplean a alrededor de 87 millones de personas (2/3 de todo el empleo en Europa) y generan casi el 60% del valor añadido neto en Europa [1]. Aun así, sólo el 25% de ellas están activas internacionalmente [2] y aunque se crean en números similares a Estados Unidos, la tasa de las PYME que acaban creciendo hasta ser grandes empresas es sensiblemente inferior [3] en Europa.

Dada esta importancia, está claro que las PYME son un vector fundamental para la recuperación del crecimiento y el empleo en Europa y en ese sentido, las PYME tienen el potencial y la agilidad necesaria para aportar innovaciones tecnológicas revolucionarias y servicios innovadores al mercado. La iniciativa emblemática «Unión por la innovación» así lo reconoce e incluye el compromiso de garantizar una fuerte participación de las PYME en Horizonte 2020 con el objetivo de ayudar a las empresas europeas con ambiciones de crecimiento internacional de hoy a convertirse en las multinacionales de mañana.

Para conseguir este ambicioso objetivo, Horizonte 2020 aborda la participación de las PYME desde los siguientes a aspectos


[1] EU SMEs in 2012: at the crossroads Annual report on small and medium-sized enterprises in the EU.

[2] Internationalisation of European SMEs. Final Report. EIM 2010

[3] Growth Dynamics: Exploring business growth and contraction in Europe and the US. NESTA 2010.